Cobertura

Es el conjunto de medios técnicos y humanos que hacen posible una oferta de servicios energéticos a una población, con el fin de atender una demanda identificada. Aunque el índice de cobertura de un servicio sea muy alto, éste no necesariamente es sinónimo de acceso al mismo, ya que los países utilizan criterios diferentes para calcularlo. Por ejemplo, en algunos países se calcula en base a los hogares que efectivamente tienen acceso al mismo, mientras que en otros se calcula como la cantidad de viviendas que se encuentran dentro del límite de distancia a la red eléctrica.  Por estas razones puede ser que existan las redes de distribución eléctrica, pero que los hogares no estén conectados a los mismos, y por lo tanto el índice de cobertura no refleje la cantidad de personas que efectivamente tienen acceso a servicios energéticos.